El español es uno de los idiomas más extendidos en el mundo. Su origen está en España pero hay más de 560 millones de personas en todo el mundo que habla español como primer o segundo idioma. Desde Sevilla hasta México, sin olvidar algunas regiones de África como Guinea Ecuatorial, el español se habla en todo el mundo pero de formas muy diferentes.

Con frecuencia, mientras vemos videos en español, podemos observar cómo existen sonidos fonéticos que cambian totalmente la pronunciación de una palabra. Como buenos estudiantes de español ya somos capaces de diferenciar si se trata de un español de España o un español de Latinoamérica, ¿verdad?

Pero, ¿cuál es el origen de las principales diferencias entre el español de España y de Latinoamérica?

Si ponemos atención en nuestro oído, los sonidos ‘seseantes’ y ‘ceceantes’ marcan las diferencias entre ambos usos del español. Un sonido fonético /s/ para una palabra que se escribe con ‘z’ o ‘c’ es común en países como Colombia o México. Por ejemplo: ciudad – /siudad/. La misma palabra en España se pronunciará como se escribe o con esta tendencia hacia el ‘seseo’.

Incluso, existe cierta tendencia al uso del ‘ceceo’ para las palabras que se escriben con ‘s’ en algunas regiones de España. El ‘ceceo’ ocurre con palabras que se escriben con ‘s’ pero que se pronuncia con un sonido parecido a /z/. Por ejemplo: silla – /zilla/.

Estas diferencias de pronunciación, ¿de dónde vienen?

El origen del seseo está en la ciudad de Sevilla, sur de España. Se sabe que en Sevilla hasta 1548 la pronunciación de palabras era igual que su escritura en el resto de España. Fue en estos años cuando la población que no sabía escribir ni leer comenzaron a desvariar la pronunciación de la ‘z’, la ‘c’ y la ‘s’ y las confundieron entre sí por utilizar un uso sólo hablado y no escrito. La práctica hablada de estas variaciones y una educación muy pobre dieron lugar a las diferencias entre el español culto y esta nueva forma de uso fonético del idioma. Esto ha dado lugar al ‘seseo’ típico del sur de España. El origen del ‘ceceo’ surge entre la población más pobre cuando trataban de disimular el seseo característico de personas con bajo nivel cultural cometiendo un error fonético aún mayor. Por ejemplo: suceso – /zusezo/ o /zuzezo/.

En España el ‘seseo’ se conserva en la actualidad en Andalucía, Valencia e Islas Canarias. El ‘ceceo’, por otra parte, sólo se encuentra en algunas regiones de Andalucía.

Pero ¿por qué no se usa el sonido correcto de ‘z’ o ‘c’ en Latinoamérica?

Cuando Cristóbal Colón descubrió América en 1492 e introdujo el idioma español en toda Latinoamérica viajó con una embarcación donde más del 37% de sus tripulantes era de Andalucía, en especial, de la ciudad de Sevilla. Suele decirse que <<la z y la c no viajaron hacia la conquista del nuevo mundo>> y es por ello que, en Latinoamérica, sólo conocen fonéticamente el uso de la ‘s sevillana’ para todas las palabras que contienen ‘c’ o ‘z’ o ‘s’.

Interesante, ¿verdad?

Hay que tener en cuenta que, tanto en Latinoamérica como en España, se respeta la correcta escritura del español aunque fonéticamente hagan estas distinciones.

Gracias al contexto de las palabras podemos entender bien su significado aunque suenen diferentes.  Aunque, a veces, nos ocurre como en esta divertida fotografía y sufrimos alguna consecuencia…

Consejo: Habla bien español pero escríbelo mejor.

Recuerda: No es lo mismo…

  • Cazo/caso
  • Caza/casa
  • Taza/tasa
  • Zueco/sueco
  • Has/haz

¿Se os ocurren algunas más?

Comments are closed.