El Candombe: expresión cultural africana en América Latina

“Con mucho amor candombea el negro José, amigo negro José”. Así va una canción muy popular en América Latina llamada El negro José. Muchos fanáticos del fútbol la conocen muy bien, porque es común usar el ritmo de esta canción modificando la letra al gusto de los seguidores de cada equipo. El objetivo de este post no es hablar sobre canciones de fútbol, sino del candombe. Les citamos un bonito párrafo de Armando Olveira Ramos como introducción al candombe:

El Candombe identifica al Uruguay como el samba a Brasil; la rumba, el chachachá y el son a Cuba; la bomba y la plena a Puerto Rico; el merengue y la bachata a la República Dominicana. Estas cadencias africanas basadas en la percusión fueron traídas a tierras de América Latina y el Caribe desde el siglo XVII por mujeres y hombres arrancados de reinos ancestrales: Yoruba de Nigeria, Bantú del Congo y Angola, Ewe–Fon y Ashanti de Dahomey y Mali o Mandinga de Sudán.

Ésta es una ejecución callejera de candombe

Por lo tanto, ya se han de imaginar que el candombe lleva intrínseco una añoranza por la tierra y la libertad; y a la vez un dolor por lo ajeno y la esclavitud. El contexto histórico de sus inicios va más a menos así: A mediados del siglo XVIII llegan a la ciudad de Montevideo numerosos africanos traídos como esclavos en los barcos españoles para sustituir a la mano de obra indígena (cuyo número normalmente menguaba por las extremas condiciones de trabajo y las enfermedades desconocidas que trajeron consigo los españoles). Estos hombres y mujeres provenían de diferentes etnias y regiones de África, según un texto de Rubén Carámbula, “el papel decisivo en la gestación del candombe correspondió a los congos, pero pronto las otras ‘naciones’ se fueron sumando al ritual, de esa manera el vocablo se generalizo hasta englobar a casi todas las danzas de los negros, incluso las carnavalescas.”

¿Cómo se fabrican los tambores del candombe?

Antiguamente, los tambores se construían con barricas de madera que se utilizaban para envasar diferentes productos alimenticios. A estas barricas se les removía la tapa superior para remplazarla con un parche de cuero animal (sujetado con tachuelas) que se percutía tanto con la mano como con un palo. Con el paso del tiempo se comenzaron a fabricar de una manera más elaborada modificando la forma mediante el uso de aros metálicos de diferentes diámetros que moldeaban la curvatura de las duelas de madera.

¿Cuál es la diferencia entre los distintos tambores?

El tambor del candombe es de tres tipos diferentes: chico, repique y piano. Los tres tienen diferente diámetro de boca y grosor de lonja (parche de cuero animal) que les dan diferente timbre. En la siguiente imagen se pueden ver los tres tambores con una escala métrica en la parte inferior para darse una idea de sus proporciones reales.

tambores_candombe

(Fuente: Luis Ferreira, 2008)

 

“El tambor chico es el de menor tamaño y lonja más fina;  realiza un toque sostenido constituyendo la clave rítmica y métrica en la ejecución. El repique es de mayor tamaño que el chico y de longa un poco más gruesa; agrega improvisaciones a su ritmo básico y controla la velocidad y la polirritmia. A ellos se suma el piano, que es el tambor de mayor tamaño y lonja más gruesa; ejecuta un ritmo base junto al chico, además de algún repicado y escapadas en forma sostenida. El palo o clave es percutido contra la caja de resonancia del tambor que alterna con un golpe a la lonja. A pesar de los tensores de los que disponen algunos tambores, el templar a fuego contribuye a que se mantenga la tensión en los tambores de lonja y por lo tanto su correcta afinación” (fuente: Beatriz González).

Les invitamos a ver este documental para que se familiaricen con el acento uruguayo y la historia del candombe: en momentos alegre… y en otros triste.

 

 

 

Comments are closed.