Daniel Brühl es uno de los actores más carismáticos y populares de los últimos años. Su padre es el conocido director alemán Hanno Brühl, que fue quien le enseñó todo lo que sabe sobre el séptimo arte. Daniel Brühl nació en España, el 16 de junio de 1978, pues su madre es española y su familia estaba instalada en Barcelona. Sin embargo, el actor tiene la nacionalidad alemana.

Daniel es un actor tan versátil y tan bueno que ha sido nominado a los premios Bafta, los Globos de Oro, los Goya, al Festival Internacional de Cine de Berlín, a la Academia de Cine Europeo y a los premios del Sindicato de Actores (SAG). Uno de sus rasgos distintivos es que habla tres idiomas: alemán, español e inglés. Por eso mismo, Daniel ha participado en varias películas de diferentes países: como “Salvador” (2006), que se rodó en España; “El ultimátum de Bourne” (2007), en Estados Unidos; y “Der ganz große Traum” (2011), en Alemania. De todas maneras, la película que le hizo muy popular en el mundo entero fue “Malditos Bastardos”, dirigida por Quentin Tarantino en el año 2009, donde interpretaba a un héroe alemán de la Segunda Guerra Mundial cuyas hazañas son grabadas en una película.

Recientementa ha participado en la película “Colonia Dignidad”, dirigida por Florian Gallenberger. Aquí, Daniel interpreta a un ciudadano alemán que fue secuestrado por la policía secreta (DINA) de la dictadura del chileno Augusto Pinochet:

La película narra la historia de una azafata alemana, Lena, que visita a su pareja, Daniel, un joven, también alemán, fotógrafo y artista gráfico que se encuentra desde hace unos meses en Chile. Simpatizante del régimen de Salvador Allende, Daniel ha realizado algunos afiches de propaganda política de izquierdas. Durante la visita de Lena, se produce en Chile el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 y la pareja es detenida ese mismo día por los militares y conducida al Estadio Nacional. Lena es liberada en breve tiempo, pero Daniel corre peor suerte y es secuestrado por la DINA, la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet. Lena averigua que su posible paradero es la Colonia Dignidad, una extraña secta de inmigrantes alemanes donde funciona un centro de tortura (fuente: The Hollywood Reporter)

Les recomendamos ver esta película, especialmenta a los que han participado en las reuniones culturales de Hola Spanischschule, para que tengan una mejor perspectiva de lo que ya nos ha hablado Carolin Dollinger sobre la transición a la democracia en Chile.

Comments are closed.