Todos tenemos un gran interés por aprender un segundo idioma. Los idiomas son necesarios para poder hacer lo que nos gusta: tener un mejor trabajo, conocer otras culturas, viajar…

Pero, ¿cuál es la mejor edad para aprender un idioma?

Muchos padres y madres tienen miedo a enseñar un segundo idioma cuando el niño es muy pequeño. Muchos estudios, entre los que destaca el del Doctor Fergus I.M. Craik, han demostrado que la influencia de una segunda lengua es recomendable antes de que el niño empiece a hablar. Escuchar los sonidos de diferentes idiomas es un gran estímulo al desarrollo de la inteligencia en la infancia como demuestra este estudio.

Pero, además, existen algunos estudios como el de la psicóloga Ellen Bialystok, profesora de Psicología de la Universidad de York en Toronto (Canadá), que demuestran que aprender un segundo idioma en la edad adulta e incluso en la tercera edad permite retrasar entre 5 y 8 años los síntomas de muchas enfermedades como el Alzheimer. Los mejores centros para personas de la tercera edad y hospitales como el Centro de Prevención de Deterioro Cognitivo (Madrid – España) y el Centro Médico San Martín (Donostia – España) están dando clases y talleres de idiomas donde pueden aprender inglés, español o francés para mejorar la salud de sus pacientes.

Podemos decir que no existe una edad ideal para comenzar a aprender idiomas. Aunque, los niños son los que más fácil aprenden un segundo idioma a la vez que aprenden su idioma nativo.

En el caso de familias en las que los padres hablan diferentes idiomas, los niños se acercan de manera más fácil y natural a la cultura de los países de origen de sus padres. Hablar diferentes idiomas desde la infancia les permite tener desde los primeros años de vida habilidades de comunicación únicas. Estas habilidades de comunicación les van a permitir un mejor acceso a posibilidades de trabajo, sociales e intelectuales en el futuro.

Pero aprender idiomas en la edad adulta nos hace disfrutar de mejores relaciones sociales, opciones de trabajo y también mejorar nuestra salud. No queremos olvidarnos de que aprender a hablar idiomas a nosotros nos acerca a lo que más nos gusta, como viajar, conocer nuevas culturas y disfrutar de aprender cada día cosas nuevas.

Así que, tenemos muchos motivos para seguir aprendiendo español y también para enseñar a hablar este idioma a nuestros hijos y a nuestros padres.

Conclusión o Enseñanza: Aprender, compartir y enseñar idiomas es bueno para nuestra salud y la salud de las personas que amamos.

Sinónimos para aprender más:

Estímulo: impulso, incentivo. Verbo: Estimular.
Demuestran: manifiestan, revelan, indican. Verbo: Demostrar. 
Tercera Edad: Vejez, ancianidad, edad adulta mayor de 65 años.
Retrasar: retrasar, retardar, posponer.
Síntomas: indicios, signos, primeras manifestaciones.
Pacientes: enfermos.
Infancia: niñez, edad de los niños, primeros años de vida.
Habilidades: capacidades, actitudes, destrezas.
Únicas: exclusivas, extraordinarias, excelentes.
Acceso: entrada, posibilidad.
Intelectuales: cultas, formativas.
Motivos: causas, razones.

Comments are closed.